Pregunta frecuente: ¿Cómo rezar la oracion del justo juez?

¿Cuál es la oracion del justo juez?

¡Oh, Justo Juez, Hijo del Eterno Padre, que con Él y con el Espíritu Santo eres un solo Dios verdadero! ¡Oh Verbo Divino hecho hombre! Yo te suplico me cubras con el manto de la Santísima Trinidad para que libre de todos los peligros y glorifiquen tu Santo Nombre. Amén.

¿Que tengan ojos y no me vean?

Tengan ojos y no me vean, pies y no me alcancen, manos y no me toquen, hierro no me hiera, nudos no me aten, por las tres coronas del Patriarca San Abraham, aquí ofrezco una oración en unión de mi persona, que vengan mis enemigos tan mansos a mí, como nuestro Señor con el madero a la cruz.

¿Quién escribio la oracion del justo juez?

​ El poeta Roque Dalton le dedicó esta prosa: Seco como un árbol aniquilado por el bejuco matapalo, su rostro brilla levemente con la ceniza pálida de los siglos y sus ojos rojos tienen un fondo donde nos espera la locura o la muerte. Nadie más justo que él, sin embargo. De ahí su nombre.

¿Dónde se encuentra la iglesia del Justo Juez?

En específico, la imagen del Divino Justo Juez de la Santa Iglesia Catedral de la ciudad de Quetzaltenango, es una joya colonial burilada y tallada en 1.531 por Juan de Aguirre, de origen Peninsular.

ES INTERESANTE:  ¿Quién puede ser padrino de bautismo?

¿Cuándo se celebra la fiesta del Justo Juez?

Más de 800 habitantes de las colonias Los Pinos y Valle del Rincón, de Purísima del Rincón, celebraron llenos de devoción al Divino Justo Juez. La fiesta se llevó a cabo la semana del 8 al 14 de enero, con un programa que dejó a los vecinos del lugar con una fe renovada.

¿Cuál es la oracion del Espíritu Santo?

Gloria a Dios Padre, y al Hijo que resucitó, … Oh Dios, que has iluminado los corazones de tus hijos con la luz del Espíritu Santo; haznos dóciles a tu Espíritu para gustar siempre el bien y gozar de su consuelo. Por Jesucristo Nuestro Señor.

¿Que sus manos no me alcancen y sus ojos no me vean?

Oración al Santo Juez

“Si ojos tienen, que no me vean. Si manos tienen, que no me agarren. Si pies tienen, que no me alcancen. No permitas que me sorprendan por la espalda.

¿Cuál es el santo de la justicia?

El más conocido de ellos, cuya devoción se halla inmensamente difundida -incluso más allá de los márgenes de dicha religión- es San Expedito, patrón de las causas justas y urgentes. Aunque en nuestra experiencia personal lo hemos visto ser invocado más por razones de urgencia procesal que de justicia de fondo.

Cubriendo todo